• JMS

Depósitos en efectivo y sus consecuencias fiscales


Lic. Montserrat Hernández Luna

Los depósitos en efectivo son hoy en día una práctica muy común debido a la facilidad con la que se puede realizar, evitando acudir a una sucursal bancaria ya que pueden efectuarse desde una tienda de autoservicio o en las practicajas de los bancos con un servicio de 24 horas.


En 2008 se publicó la Ley del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), dicho impuesto pretendía ser de control, pues el acreedor de la cuenta estaba obligado al pago por los depósitos en efectivo que recibía. Sin embargo, esta ley fue revocada en 2014 debido a la implementación de otros mecanismos de fiscalización a través del Sistema Financiero.[1]


Actualmente, muchas personas desconocen las consecuencias que podría traer consigo el recibir depósitos en efectivo de manera constante, pues podría atraer diversos problemas de índole fiscal si no se lleva una correcta contabilidad, buen asesoramiento o un control sobre el manejo de este efectivo y sus cuentas.


Unos ejemplos de malas prácticas que se podría señalar como ejemplo son las siguientes:


· Recibir depósitos de alguien más a tu cuenta.

· Las llamadas “tandas”, donde generalmente se depositan grandes cantidades de efectivo.

· Prestar alguna de tus cuentas para recibir efectivo cuya finalidad es realizar algún evento como: viajes escolares, graduaciones, bodas, etc.

· Uso excesivo de las tarjetas de crédito, pues es probable que el SAT realice una revisión, al considerar que estos pagos serán cubiertos con ingresos que la persona percibió, mismos que tampoco han sido declarados ante dicha autoridad.


Sin embargo, es importante aclarar que no se considera como depósito en efectivo, aquellos que se efectúen a favor de personas físicas o morales mediante transferencias electrónicas o traspasos entre cuentas.[2]

“…no se considera depósito en efectivo aquellos que sean mediante transferencias electrónicas o traspasos entre cuentas”

Es necesario tomar todas las precauciones debidas para evitar ser sancionados, tomando en consideración el Articulo 55 de la Ley del ISR, las instituciones bancarias tienen la siguiente obligación:


Proporcionar anualmente a más tardar el 15 de febrero, la información de los depósitos en efectivo que se realicen en las cuentas abiertas a nombre de los contribuyentes o que se realicen en todas las cuentas de las que el contribuyente sea titular en una misma institución del sistema financiero cuando se exceda de $15,000.00 pesos.[3]


Lo anterior, relacionado con el artículo primero de la misma ley, que establece:


Artículo 1. Las personas físicas y las morales están obligadas al pago del impuesto sobre la renta.


Para los contribuyentes que se encuentran dados de alta ante el SAT, estos depósitos pueden asumirse como ingresos provenientes de su actividad económica, sustentados mediante un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), situación en la cual puede reducirse las problemáticas que pudiera detectar la autoridad fiscalizadora.



¿Qué pasa con las personas que no se encuentran dadas de alta ante el SAT y que tengan depósitos en efectivo por cantidades mayores a $15,000.00 pesos mensuales en sus cuentas bancarias?, es aquí donde se debe centrar la atención, ya que la implementación de la contabilidad electrónica, ha facilitado en la mayoría de casos detectar con mayor rapidez a aquellas personas que no estén inscritas en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y por lo tanto es muy probable que te hagan llegar una carta invitación para cumplir con las obligaciones que te genera ese ingreso en efectivo y pagar el ISR correspondiente o en su caso a que a través de la documentación con la que cuentes justificar dicho efectivo ya que si no se realiza este procedimiento, te podría generar multas fiscales.


De acuerdo con lo expuesto, se puede arribar a las siguientes conclusiones y recomendaciones:


1.-No prestar nuestras cuentas bancarias para que realicen depósitos en efectivo superiores a los $15,000.00 pesos mensuales, ya que podría generar diversas consecuencias tanto jurídicas como fiscales; en caso de recibir depósitos en efectivo superiores a la cantidad señalada, contar con documentación que justifique las razones por las cuales se está recibiendo dicho efectivo.


2.- El principal objetivo del SAT es incentivar a los contribuyentes a que se den de alta y tener en orden sus cuentas para evitar sanciones.


3.-Tomar en cuenta que la cantidad de $15,000.00 pesos es mensual y es acumulativa, es decir que se juntan todas las cuentas que tengas y si en conjunto se supera ese monto podrías recibir la carta invitación para cumplir con tus obligaciones fiscales.


4.-Llevar una contabilidad de tus ingresos sustentados en documentación fiscal (CFDI) te ayudará a tener todo en regla.


En Zasche somos expertos en materia fiscal y contable con más de 20 años de experiencia, para evitar este y otros problemas puedes acercarte a nosotros para un asesoramiento personalizado donde se evaluará tu caso y las circunstancias en las que te pudieras encontrar, para posteriormente brindarte una oportuna solución a la problemática que se llegara a presentar, escríbenos a informes@zasche.com.mx






Contribuir a la prosperidad de la sociedad


[1] Retomado de: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/abro/lide/LIDE_abro.pdf, Ley Abrogada a partir del 1 de enero de 2014 por Decreto Diario Oficial de la Federación 11-12-2013. [2] Retomado de: https://www.sat.gob.mx/declaracion/18844/presenta-tu-declaracion-anual-de-depositos-en-efectivo#:~:text=A,¿Qué%20se%20entiende%20por%20depósitos%20en%20efectivo%3F,efectivo%20de%20cheques%20de%20caja., consultado el 31 de Julio 2020 [3] Retomado de: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LISR_091219.pdf, consultado el 31 de julio 2020.

60 vistas

© 1998- 2020 Zárate Scherenberg y Compañía (ZASCHE)

  • Facebook Zasche
  • Twitter Zasche
  • LinkedIn Zasche